Ventajas y desventajas de los cigarrillos electrónicos

Repasemos algunos de los motivos que llevan a los fumadores a elegir el cigarrillo electrónico: disminuir el consumo de tabaco, minimizar los riesgos para ellos y las personas que los rodean, utilizarlo como apoyo terapéutico para dejar de fumar o unirse a la nueva comunidad de vapeadores.    Sin embargo, muchas veces no se tienen en cuenta los inconvenientes que acarrea el uso de cigarrillos electrónicos.  Para saberlo todo acerca de las ventajas y desventajas de este dispositivo, sigue leyendo este completo informe que hemos preparado para ti…

Ventajas

Menos daño para la salud

Es sabido que el tabaquismo es considerado en la actualidad una verdadera epidemia, que, según datos de la Organización Mundial de la Salud, “mata cada año a casi 6 millones de personas, de las cuales más de 600.000 son no fumadores que mueren por respirar humo ajeno (1)”.    Por esta razón los gobiernos llevan adelante fuertes campañas para combatir el hábito de fumar, apoyándose en leyes que prohíben fumar en espacios públicos o privados cerrados, hacer publicidad de cigarrillos, o relacionar el fumar y otras actividades placenteras como el deporte o la recreación.   Por otra parte, y a manera de advertencia, los paquetes de cigarrillos traen impresas, desde hace varios años, desgarradoras imágenes de los estragos que produce el tabaco en el organismo.

El cigarrillo electrónico se publicita como un dispositivo que invita a fumar de una manera más sana y respetuosa de los demás en comparación con el cigarrillo convencional, ya que su diseño y experiencia recrean las sensaciones del fumador,  como sostener el cigarrillo entre los dedos, inhalar, exhalar humo (que en realidad es vapor) sin los inconvenientes del tabaco:

  • Al utilizar el cigarrillo electrónico no inhalas las sustancias químicas contenidas en el cigarrillo tradicional, como  el alquitrán, ni los productos de la combustión.

  • El cigarrillo electrónico no produce mal aliento ni mancha de nicotina dientes y dedos

Menos molestias para otras personas

De hecho, al no emitir humo, el cigarrillo electrónico es inocuo para las personas que rodean al fumador (tabaquismo pasivo).  El cigarrillo electrónico podría utilizarse en los sitios en los que está prohibido fumar aunque en algunos países como Inglaterra,  no se permite su uso en dichos ambientes.   Adicionalmente:

  • No deja olor a cigarrillo en el ambiente

  • Minimiza el daño a los no fumadores: el vapor desaparece en el aire en pocos segundos

Ahorro

El uso de cigarrillos electrónicos puede verse como un ahorro de dinero, en comparación con el gasto en cigarrillos comunes, ya que según la mayoría de los estudios, el primer mes de uso del cigarrillo electrónico representa un ahorro del 50% al 60% del gasto habitual en cigarrillos tradicionales, porcentaje que va aumentando a lo largo del tiempo (2):

tabla comparativa ahorro cigarrillos electrónicos

Apoyo para dejar de fumar

Según muchos fabricantes, el cigarrillo electrónico puede convertirse en un placebo o apoyo en las terapias para dejar de fumar, ya que permite ayudar a controlar la ansiedad propia de la adicción mientras se avanza en el tratamiento.    Además disminuye el consumo de tabaco progresivamente, con la ventaja de que se puede eliminar completamente ya que existen cigarrillos electrónicos sin nicotina.

Para no quedarnos sólo con la palabra de los fabricantes, investigamos y dimos con dos importantes estudios académicos, de Inglaterra e Italia.   La conclusión es que, aunque su eficacia no se pueda probar científicamente, sí se comprueba que los usuarios cada vez más lo eligen como apoyo en sus tratamientos para dejar de fumar.

Estudio de la UEL (Universidad del Este de Londres)

Comunidad de aprendizaje global con más de 28.000 estudiantes de más de 120 países de todo el mundo, realizó una encuesta en línea con 1400 participantes entre septiembre de 2011 y mayo de 2012.  Los resultados revelaron que el 75% de los encuestados utiliza cigarrillos electrónicos como alternativa al hábito de fumar, mientras que un 7% lo hace para dejar de fumar, 6% por razones de salud y 3% para evitar las restricciones.  Más de la mitad de los encuestados percibió un mejoramiento de su salud (como disminución de tos y aumento de la capacidad pulmonar) al cambiar el cigarrillo tradicional por el electrónico, mientras que el 86% confirmó que no había fumado cigarrillos durante varias semanas o meses (3).

Estudio realizado por la Universidad de Catania (Italia)

Publicado en la prestigiosa revista PlusOne, analizó la eficiencia y seguridad del cigarrillo electrónico como sustituto del cigarrillo tradicional,  ya que los usuarios informan que los utilizan para ayudar a dejar de fumar, reducir el consumo de cigarrillos, para aliviar los síntomas de abstinencia del tabaco, y disfrutar la experiencia de fumar reduciendo los riesgos para la salud.    Este estudio se denominó ECLAT (4) y abarcó 300 participantes durante un año.    Según sus conclusiones, “los cigarrillos electrónicos son prometedores en servir como un medio para reducir el número de cigarrillos fumados, y pueden conducir a la abstinencia del tabaco duradera como también se ha demostrado con el uso de medicamentos para dejar de fumar aprobados por la FDA… En vista del hecho de que los sujetos de este estudio no tenían ninguna intención inmediata de dejar de fumar, la tasa de abstinencia total reportado del 8,7% en el de 52 semanas fue notable. En comparación, en un estudio de la vareniclina en fumadores que estaban motivados para dejar de fumar, el grupo tratado con 1,0 mg dos veces al día experimentó una tasa de abandono del 14.4% en 52 semanas frente al 4,9% en el grupo control.  Por otra parte, se obtuvieron estos resultados positivos, junto con una importante reducción en la frecuencia de los síntomas reportados. A pesar de que estos datos son prometedores, no son definitivos y todavía se requiere más investigación sobre la seguridad a largo plazo de estos productos”.

Seguridad y comodidad

El cigarrillo electrónico no provoca quemaduras en la ropa, tapizados y cortinas que solemos ver en los hogares o ambientes de los fumadores; al no existir combustión tampoco produce cenizas que ensucien o dañen muebles o pisos ni las desagradables colillas que llenan ceniceros e invaden el ambiente con su olor.

Una nueva experiencia: el vapeo

En realidad, disfrutar un cigarrillo electrónico es una nueva experiencia que los entusiastas denominan “vapeo” para diferenciarla del tradicional acto de fumar.  A diferencia de los cigarrillos tradicionales y quizás en una forma más parecida a los cigarros, que suelen venir aromatizados, los cigarrillos electrónicos cuentan con una variedad de sabores como mentol, vainilla, manzana, café, chocolate y varios más.   Sin embargo el vapeo tiene una técnica que se debe aprender, ya que es diferente de fumar: las caladas deben ser largas y suaves, para dar tiempo al atomizador de activarse y formar el vapor.

Desventajas

Las desventajas del cigarrillo electrónico, según diversos estudios realizados por los fabricantes, están relacionadas con dos aspectos: por una parte los riesgos  y cuidados del dispositivo, y por otra las dificultades para “pasarse” del cigarrillo tradicional al electrónico ya que, como es sabido, no se recomienda el uso de cigarrillos electrónicos a las personas que nunca han fumado tabaco.

Riesgos y cuidados del dispositivo

El cigarrillo electrónico, si bien es de funcionamiento sencillo, es en realidad un dispositivo que necesita cuidados especiales.  Básicamente está compuesto por una batería, que se encuentra en el equivalente al cuerpo del cigarrillo y debe ser recargada como la de cualquier otro dispositivo, y un inhalador en lo que sería el filtro.  El inhalador contiene un dispositivo atomizador y el cartucho con el líquido.  El atomizador puede ser fijo o estar integrado al cartucho descartable.

Una de las dudas más comunes está relacionada con el cartucho de nicotina; aunque su nivel de nicotina puede ser variable no deja de contener la sustancia (si bien en la actualidad hay cartuchos sin nicotina).  Otros inconvenientes:

  • Dificultades de mantenimiento, como desmontaje y limpieza de los componentes;  necesidad de llevar una batería de repuesto;

  • Manipulación de líquidos para recarga del cartucho;

  • Desgaste del equipo y pérdida de prestaciones;

  • Falta de parecido con el cigarrillo tradicional;

  • Tacto y textura diferentes al cigarrillo tradicional, frialdad del material (plástico o acero);

  • Falta de densidad o volumen del vapor;

  • Proliferación de bacterias en la boquilla.

Síntomas al comenzar a vapear

Si bien la mayoría de los efectos del cambio hacia el cigarrillo electrónico son positivos, al comenzar a vapear se presentan algunos síntomas negativos que pueden extenderse durante varias semanas.  Si persisten, es necesario consultar con el proveedor, visitar los sitios especializados o consultar con tu doctor.

  • Tos, irritación de la garganta, sequedad y úlceras en la lengua;

  • Hipo;

  • Acné pasajero

  • Reacciones alérgicas a las sustancias;

  • Mareos, palpitaciones y falta de atención debido a una dosis de nicotina mal calculada.

Referencias

http://www.who.int/campaigns/no-tobacco-day/2013/es/index.html
Comparativa de precio de los cigarrillos electrónicos respecto a los tradicionales
http://www.uel.ac.uk/news/press-releases/2013/04/ecigarettestudy.htm
4 http://www.plosone.org/article/info:doi/10.1371/journal.pone.0066317